5 razones para comprar tu nuevo coche en un concesionario oficial
MENÚ
 

5 razones para comprar tu nuevo coche en un concesionario oficial

peugeot sevilla razones comprar coche

5 razones para comprar tu nuevo coche en un concesionario oficial

El fin de año está a la vuelta de la esquina. Generalmente, muchas personas aprovechan esta época para renovar su vehículo aprovechando algunas promociones que se ponen en marcha antes de acabar el ejercicio. Pero no en todos los casos esta historia termina en final feliz. Por eso, si es tu caso, desde Peugeot Sevilla queremos en esta ocasión ofreceros cinco consejos para que apostéis por un concesionario oficial para comprar vuestro nuevo coche.

Hay que tener en cuenta que el principal motivo para apostar por este tipo de establecimiento frente a otros esta seguridad que ofrecen, ya que este tipo de concesionarios nos pueden brindar mayor confianza en todas las fases de la venta (antes, durante y después), no en vano cuentan con el respaldo de una marca de reconocida trayectoria, como es nuestro caso, algo muy a tener en cuenta a la hora de realizar todos los trámites que conlleva una compraventa.

La adquisición de un nuevo coche supone un desembolso importante, por eso, os recomendamos que tengáis en cuenta los siguientes aspectos si estáis barajando hacerlo antes del 31 de diciembre:

1. Trámites: una operación de estas características requiere una serie de burocracia que, si no la realiza un profesional, puede convertirse en algo tedioso y eternizar la operación en el tiempo. Por ejemplo, si, por ejemplo, tienes pensado comprarle un coche a un particular, es muy posible que te toque a ti mismo hacer algunos trámites. En un concesionario oficial te ahorrarás todo esto.

2. Precio: aunque a priori pueda parecer que la diferencia de precio entre un coche ofertado en un concesionario y otro puesto a la venta por un particular es significativa, bien es cierto que en ambos casos vas a tener que abonar un impuesto. En el primer caso será el Impuesto de Valor Añadido (IVA), mientras que en el segundo tendrás que asumir el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. En cualquier caso, un agente oficial siempre te ofrecerá una serie de garantías legales que evitarán que puedas cometer algún error de esa índole al hacer la compra. ¡Recuerda que Hacienda nos vigila!

3. Mayor garantía: un concesionario siempre va a ofrecer más garantía que una persona individual por varios motivos. El primero es que en caso de tener algún problema, siempre sabremos a dónde acudir, algo que no tiene porqué ocurrir con un particular (puede incluso que el vendedor desaparezca para siempre o sea ilocalizable al cabo del tiempo); segundo, porque por ley deben ofrecer entre 6 y 12 meses de garantía, algo que siempre supone una gran ventaja; y tercero, porque en el caso de los vehículos de segunda mano, en el servicio oficial siempre se ponen a la venta tras someterse a varias pruebas para comprobar que cuentan con un funcionamiento óptimo, algo que es poco común en la compraventa entre particulares.

4. Seguridad ante fraudes: es una práctica más frecuente de lo que pensamos la de que muchos particulares manipulen el kilometraje de sus vehículos en venta para que en el cuentakilómetros de los mismos aparezca un uso menor del que ha tenido el coche. En los establecimientos oficiales, no solo no ocurrirá este fraude, sino que están obligadas a garantizar el kilometraje real. Además, deberán facilitarte el libro de revisiones con toda la información del mantenimiento que ha experimentado el automóvil.

5. Financiación: es casi imposible que un particular te ofrezca financiar la compra de un vehículo en plazos, algo que sí ocurre en los concesionarios oficiales, por lo que aunque no tengas reunido todo el dinero, podrás comprar el vehículo que deseas y disfrutarlo desde el primer día.

Hasta aquí nuestro repaso, que esperamos te haya resultado de utilidad si estás pensando en comprar un coche antes de 2019. Si es tu caso, recuerda que en nuestro concesionario Peugeot en Sevilla te ofrecemos estas y muchas más ventajas.