Problemas que puede causar el frío en tu coche | Servicio Peugeot en Sevilla
MENÚ
 

Problemas que puede causar el frío en tu coche

Frío Coche

Problemas que puede causar el frío en tu coche

En esta época del año donde los días de frío son muy habituales es importante tener en cuenta que algunos elementos de nuestro coche pueden sufrir la incidencia de las bajas temperaturas, especialmente durante la noche.

En nuestro taller Peugeot somos conscientes de las averías más frecuentes en estos meses de invierno. Lo ideal sería contar con un garaje para nuestro coche, pero no todo el mundo puede permitírselo.

Si quieres saber cómo puede afectar el frío a las distintas partes de tu coche y qué puedes hacer para darle el mejor cuidado, te invitamos a que sigas leyendo.

 

El frío: un enemigo para algunos elementos del coche

 

El parabrisas: durante los días de frío es habitual que el parabrisas amanezca con una capa de escarcha o hielo. Si las temperaturas descienden por debajo de los 0ºC, es posible que el agua del depósito del limpiaparabrisas se haya congelado.

Te recomendamos utilizar una rasqueta y un líquido anticongelante para limpiar los cristales. Es importante que no arranques hasta que la escarcha haya desaparecido. Además, comprueba que los limpiaparabrisas no se hayan quedado pegados al cristal.

Los neumáticos: el frío puede provocar que descienda la presión de los neumáticos, por lo que conviene estar atentos y hacer revisiones periódicas para evitar posibles problemas.

Las puertas: también es posible que la cerradura de nuestro coche se haya congelado o que los sellos de las puertas hayan perdido elasticidad. Por tanto, conviene prestarles una atención especial.

La batería: una de las partes más afectadas por el frío. Puede perder parte de su capacidad y potencia, dificultando el arranque del vehículo. De hecho, si la temperatura es inferior a los -10ºC, la batería perderá la mitad de su potencia. Es por ello que conviene revisarla en el taller si tiene más de tres años.

Líquidos (refrigerante, aceite…): pueden verse alterados e incluso congelarse ante temperaturas muy bajas. Espera unos minutos antes de arrancar para asegurarte de que todos los líquidos se encuentran en unos valores adecuados para una conducción segura.

Frenos: pueden perder eficacia, por lo que conviene revisarlos regularmente. Recuerda que una climatología adversa puede hacer que la distancia de frenado sea mayor.

Luces: deben de estar en perfecto estado, pues las horas de luz durante el invierno son menores. ¡Presta especial cuidado a las luces antiniebla!

Desde Peugeot Sevilla te recomendamos que hagas un mantenimiento adecuado de tu coche en esta época para evitar estos problemas y ahorrarte un disgusto.